5 oct. 2012

El auto mexicano: Mastretta MXT


Orgullo Mexicano el Mastretta MXT

Sin apuros y a pulso. Así se fue desarrollando el proceso de creación del primer automóvil deportivo diseñado y fabricado en México, que lleva por nombre el apellido de sus gestores: Mastretta MXT. La acción de los hermanos Carlos y Daniel corresponde a un ejemplo de emprendimiento, tomando en cuenta que partieron de a poco, gestando paso a paso un mero proyecto que hoy pueden ver frente a sus ojos.

Mastretta MXT,mexico,auto

Fue en 2005 cuando estos mexicanos se miraron y decidieron adentrarse en el diseño de lo que sería en unos años más el primer vehículo de su tipo desarrollado en tierras aztecas. La idea tuvo eco justamente, porque la compañía Mastretta Cars- una división de la firma Tecnoidea SAPI de CV- llevaba más de 30 años encargada del diseño y la consultoría en proyectos del rubro automotriz de bajo volumen, como autobuses y réplicas de autos famosos.

A su vez, también eran consultores: se encargaban de hacer planos y moldes, que una vez elaboradas se enviaban a los fabricantes.

auto,mexicano

“Soy diseñador industrial y desde siempre quise hacer vehículos de transporte. Las condiciones se empezaron a dar para crear el deportivo”, explica Daniel Mastretta.

Si bien, la producción de automóviles en México es considerada una potencia, escasea la fabricación propia.

El Mastretta toma forma

Empezar con todo el proceso que requería la creación de un producto como el Mastretta MXT no era una decisión que se tomase a la ligera. En la compañía lo sabían muy bien y como contaban con el equipo de trabajo capacitado para hacerse cargo de esta tarea, la respuesta al proyecto fue positiva. Sin embargo, el tener profesionales calificados no era sinónimo de que todo saldría bien, y al poco tiempo surgieron algunos inconvenientes.

La falta de dinero al principio produjo que la primera etapa se financiara con inversión propia, lo que provocó que el ritmo de trabajo se pausara. A esto se sumaron los retos técnicos y las varias pruebas que se debían realizar para obtener un buen producto, junto con la tarea de conseguir proveedores nacionales y extranjeros. Pese esto, “aún creemos que no nos hubiéramos tardado menos de cuatro años”, afirma Mastretta.


Para 2007 ya tenían terminado el primer prototipo y, entonces, se concentraron en hacer una especificación similar al primer modelo, pero mejorado y orientado a darle mayor calidad. Tenían que crear un modelo para ser reproducido en varios volúmenes, es decir, con alrededor de 100 modelos anualmente.

Los inversionistas comenzaron, en tanto, a aparecer gracias a la rentabilidad del proyecto. De esta manera, tuvieron el espaldarazo del gobierno mexicano y luego de un fondo mexicano de capital privado, Latin Idea Venture. Ya en diciembre del 2010 se presentó el modelo en una muestra en Paris y su precio es de US$ 55 mil.

Mas info Mastrettacars

0 comentarios:

Publicar un comentario